Pediatría

Gracias a nuestro especialistas, ofrecemos un servicio de calidad continuo al diagnóstico, el bebé recibirá el tratamiento prescrito para estabilizarlo y garantizar su recuperación. Tenemos como misión lograr la recuperación integral del bebé y
La tranquilidad de tener a su hijo en buenas manos.



Principales motivos de consulta

  • Deposiciones: Si la barriguita del bebé no está dura, se siente bien y come adecuadamente, no debe preocupar. Sin embargo, si el bebé deja de orinar en más de 12 horas o realiza heces blancas, negras o con sangre hay que llevarlo al pediatra.
  • Dificultad al respirar: si la respiración del bebé es fatigosa o tiene dificultad para respirar, hay que buscar ayuda de inmediato.
  • Fiebre en menores de 3 meses:Si el bebé tiene menos de tres meses, si la fiebre cuesta que baje con antitérmicos o bien si el niño tiene mal aspecto, hay que acudir al servicio de urgencias pediátricas.
  • Fiebre en mayores de 3 meses:Si es mayor de tres meses y tiene fiebre pero buen aspecto, está contento y le va bajando con las medicinas habituales, obsérvalo durante un día para ver si presenta algún otro síntoma y consulta con el pediatra.

Consejos para padres primerizos

    En recién nacidos, no es recomendable darle nada que no sea leche, ni infusiones ni ningún preparado con la finalidad de que expulsen sus gases.

    Cuando tome biberón hay que verificar que esté lo suficientemente inclinado como para que la leche ocupe toda la tetina y no haya burbujas de aire que pueda tragar sin querer

    En ocasiones, el bebé no se queda satisfecho después de mamar un largo rato. Esto puede pasar porque no mama bien: si succiona solo el pezón no sacará mucho. Hay que procurar que la areola del pecho también esté dentro de su boca.

    Muchos bebés regurgitan después de mamar o de tomarse el biberón. Es algo normal. No hay razón para preocuparse, pues no suele ser mucha cantidad. Por regla general, solo echan la leche que han tomado de más.

    Los recién nacidos tienen el estómago muy pequeñito, por lo tanto la cantidad de leche que les cabe es también pequeña. Los intervalos entre las tomas deben ser los que su cuerpo exija. Todos los pediatras recomiendan la lactancia a demanda (salvo excepciones por enfermedad).

    Durante las primeras semanas se le puede bañar en el lavabo. Conviene colocar un protector para no golpearle accidentalmente contra el grifo. También puede usarse una bañerita.

Nuestros Médicos

Martin Alejo

CMP:040733

Reserva tu cita

Rosario Nuñez

CMP:029267

Reserva tu cita

Diego Agreda

Reserva tu cita